SELFISH




El concepto del selfie es anterior a las redes sociales. Han existido muchas formas de auto retratarse a uno mismo a través de la historia del arte. Lo que también ha sido consistente es que, cuando se trata del retrato femenino, casi siempre ha sido bajo la mirada masculina: arte hecho por hombres, para hombres. La dinámica entre el que ve y el que es visto -el desbalance de poderes que ocurre cuando hay diferencia de intenciones entre el receptor y el creador de la mirada- está presente hoy aún cuando tenemos a nuestra disposición tantos canales aparentemente democráticos para el autorretrato. Preguntas sobre la propiedad representacional surgen en una era en la que el ojo público está omnipresente en nuestras vidas dados los espacios virtuales bajo los que las regimos.